Familia Extensa Afrolatina: Solidaridad Ancestral

Familia Extensa Afrolatina: Solidaridad Ancestral

En África, la solidaridad se interpreta de dos maneras. Mientras que unos piensan que es la expresión de un proyecto común en un grupo de hombres y mujeres; otros creen que es el reflejo de un sentimiento de inseguridad, lo que incita a un número determinado de individuos a prestarse ayuda mutua generando una responsabilidad recíproca (Locoh, 1993). Por lo cual, la ayuda mutua y el asociacionismo son entendidos como soporte cultural del núcleo familiar y de los grupos y expresión de solidaridad tradicional.

De todas formas, ambas concepciones circulan en la vida cotidiana de los africanos; se extienden a nivel macro-social mediante el espíritu familiar y asociativo que anima a la gente para desarrollar un sistema de ayuda mutua. ¿Pero cómo funciona este sistema dentro de la estructura social africana (la familia, el clan, el linaje, la casta, la vida asociativa, entre otras)?. Antes de responder a esta pregunta, es necesario entender los conceptos de familia, clan, linaje y casta.

Familia

En muchas sociedades africanas, la familia se concibe como una unidad social donde los miembros no son simplemente personas unidas por los lazos de sangre sino también por afinidades sociales. Por esta razón, la familia tiene un carácter extenso: la familia en el sentido más amplio es lo que predomina tradicionalmente en África. La noción de familia va junto con la del clan. Este último es un referente esencialmente organizacional desde el punto de vista social, político, territorial y religioso. Es una entidad que reagrupa a todas las personas que creen tener un mismo ancestro mítico en común.

Clan

Para que se constituya el clan, cada reagrupamiento familiar tiene que fundamentarse en tres 3 pilares o realidades sociales que sientan sus bases: la comunidad de sangre (descendencia de un ancestro común), la comunidad de fe (culto a un ancestro común) y la comunidad del suelo (domicilios o casas en el mismo territorio ancestral). En otros términos, constituyen un conjunto de familias extensas que comparten un mismo territorio; aquí la territorialidad es también determinante.

Linaje y Casta

El linaje se define como el conjunto de personas vivas y muertas que tienen un ascendiente en común; es decir un mismo ancestro (hombre o mujer); y la casta se refiere a un grupo social constituido en la base de su posición económica (clase social -el griot, por ejemplo-), práctica religiosa (generalmente alrededor del tótem -animal que representa sus ancestros-) y función (dedicación) en el grupo social al que pertenece uno.

A nivel familiar, los miembros del mismo linaje o parentesco africano son conscientes de que tienen que ayudar al hermano o a la hermana que tiene necesidades. Las jerarquías padres/hijos y hermano mayor/hermano menor significan en general el deber de asistencia de los hijos a sus padres en la vejez, por un lado y, de los hermanos mayores a sus hermanos menores en el caso de que los primeros tengan mayores recursos económicos, por otro.

Vida Asociativa

La falta de asistencia de unos a otros (a los padres o hermanos/as en necesidad) implica una vergüenza para toda la familia en su conjunto. Pero en la actualidad, los excesos de cargas económicas a nivel familiar son más frecuentes: es aquí donde interviene la sociedad para compensar las carencias y debilidades de los núcleos familiares en forma de asociaciones. La creación de asociaciones es la manifestación de los individuos para cooperar y solidarizarse unos con otros.

Existen varios tipos de asociaciones desde las étnicas (miembros del mismo grupo étnico) hasta las mixtas (integrantes de distintos orígenes étnicos). Las asociaciones fundadas sobre bases étnicas se encuentran generalmente en las ciudades africanas donde las relaciones son más impersonales y menos sinceras. La razón de ser de estas reagrupaciones es la necesidad de compartir e intercambiar (en colectivos) con personas semejantes (identidades), contribuyendo así mismo a preservar la identidad étnica. Pero, aunque se busca seguridad cultural, psicológica y económica en donde refugiarse, se corre el riesgo de aislar o distanciar a los miembros de otros grupos étnicos. 

Información extraída del texto «¿Qué sabemos de África? (Parte I)». Encuentra más información como esta en los textos del profesor Maguemati Wabgou disponibles para descarga en nuestra página web.

¿Conocías la estructura familiar tradicional africana? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Leave a Reply

Your email address will not be published.